Césped artificial en oficinas, atrévete

Es una práctica cada vez más usada. ¿Por qué? Además de dotar a ese espacio de un toque distintivo, es cómodo y fácil de limpiar. El espacio donde se instale aportará una sensación de tranquilidad que invita a relajarse, lo que aumenta la concentración.

Si tu oficina es pequeña o cerrada, puede ser una gran idea para darle un toque más abierto y natural. Si es grande, también es una buena opción, dando sensación de estar en el exterior.

¿Cuál debo elegir?

Tanto si vas a instalar césped artificial en oficinas, zonas comerciales, tu hogar o cualquier otra zona, debes de pensar qué intensidad de uso se le va a dar y la superficie donde se va a colocar. Si va a ser en pared, tenemos unos consejos básicos para ti. Si estás pensando en colocarlo en el suelo, debes prestar atención al tránsito de personas, ya que, si es elevado, te recomendamos escoger un césped de baja altura.

¿Dónde puedo colocarlo?

Puedes dar rienda suelta a tu imaginación. El césped artificial se puede usar en suelo, paredes, techos… ¡Un mundo de posibilidades! Una buena idea es usarlo a modo de alfombra, para descansar los pies o dar la bienvenida a tus instalaciones de una forma original.

Y recuerda, el césped no tiene por qué ser sólo verde: piensa en lo bien que quedaría tu oficina con tu color corporativo.

2021-02-23T14:37:55+01:00